lunes, 13 de abril de 2009

El habito no hace al monje



Diezmadas las filas de mi pequeño ejército familiar a causa de un virus (no el de la crisis, que también), decidimos cambiar nuestros delirios de sol y playa gaditanos por las nubes y el asfalto de Madrid. Osea que nos quedamos en casa por Semana Santa consumiendo con esmero toda la producción de celulosa de un mes de la firma Cleenex.

Es curioso el protocolo de actuación de los virus en el entorno familiar ya que van atacando a sus miembros de manera escalonada, de modo que cuando el primero comienza a mejorar, cae el segundo y así sucesivamente hasta llegar al último; momento este en el cual, si se mantiene una convivencia prolongada entre los miembros convalecientes y los afectados por el virus, caben muchas posibilidades de que dé comienzo una nueva vuelta.

Pues bien, el Sábado la Pandemia nos concedió una tregua, momento que aprovechamos para hacer algo de turismo urbano (por aquello de respirar un aire menos viciado que el de casa) y nos dispusimos a visitar el Palacio Real.

Terminada la visita y con el cuarto miembro de la tropa ya en estado febril, nos vimos atrapados por una turba de "guiris" curiosos que esperaban el inminente paso de una procesión. Ante la imposibilidad de continuar nuestro camino de regreso a casa (y de aplacar la curiosidad de mi pequeña), nos quedamos a presenciar el "Santo espectáculo".
Como por arte de magia, y escoltados por los Alabarderos Reales, un sinfín de personajes como salidos de una maquina del tiempo se materializaron ante nuestros ojos: Beatas de luto con mantilla, Cofrades mayores con su capa y todo, KKKpuchinos haciendo redoblar tambores... todo muy tradicional.

De pronto algo extraño llego a mis dañadas papilas olfativas. Durante una pausa en la que los capuchinos tamborileros quedaron parados frente a nosotros (estábamos en primera fila), detecte un embriagador perfume femenino procedente del más cercano. Extrañado presté mas atención a aquel habito puntiagudo que tamborileaba frenéticamente ante mí y cual fue mi sorpresa cuando advertí que unos preciosos ojos negros me observaban divertidos a través de unos pequeños orificios practicados en aquel cucurucho morado.
Sorprendido, bajé la vista hacia el holgado habito negro para descubrir no sin estupor, ¡ Dos prominentes bultos a la altura del pecho!.

Sacudí la cabeza aturdido, di un paso atrás para ver aquella contradictoria figura con mayor perspectiva y descubrí que el cordón morado (a juego con la caperuza, que todos llevaban a la cintura) marcaba el talle de la susodicha de un modo evidentemente femenino.

- ¡¡ COÑO, SI ES UNA TIA!! -dije demasiado alto justo en el momento en que los tambores daban un respiro a nuestros timpanos.

Las miradas inquisitivas del resto de los procesionantes y el codazo en las costillas que me propino mi febril esposa me hicieron tomar conciencia de lo desafortunado del comentario. No obstante cuando mire de nuevo a sus ojos note que sonreían y tras desaparecer uno de ellos en un guiño, desapareció toda ella envuelta de nuevo por el redoble de los tambores.

llamame enfermo, pero desde entonces la enfermera de estrecha bata blanca que vivía en mis sueños húmedos ha pasado a mejor vida.

25 comentarios:

Glennis dijo...

Hello to you from a lady taxi driver from New Zealand.

sherpa dijo...

COF, COF, COF...la semana santa y los virus inoportunos no son buenos compañeros.

sherpa dijo...

Bienvenida al Free of cope taxi clú Glennis, me alegro de ver que nos expandimos por el universo, bonita zona desde la que me visitas.

Ilusoluis dijo...

¡Sacrílego! Pensamientos obscenos con una penitente.., te mereces de penitencia otra rondita de virus.Aunque reconozco que un capirote puntiagudo da más juego que una cofia de enfermera.
En Cádiz ha lucido el sol, pero hacía frío. Nada de playa excepto para los samuráis y los inuits.

Sux dijo...

jajajajaja, el hábito no hace al monje, ni el cucurucho te hace monja, a mi de siempre me han dado mal rollito estas celebraciones tan "retro", y la cucurucha compartiendo perfume con Marilyn tampoco es que me parezca lo más apropiado. En fin lo que dices, sacado todo de una ocnusa máquina del tiempo.

A mejorarse todos/as!!

Sux dijo...

Confusa quería decir yo...

ea! dijo...

Oh ohhhh, has caido en la trampa del misterio a causa de los estados febriles!!
A mí los únicos cucuruchos que me van son los que llevan una bola de limón!!

Un besoteeeeee!!

manu dijo...

" El codazo en las costillas " me resulta demasiado familiar, y el que te dio tu insigne compañera ( y sin embargo amiga ) querido y estimado Sherpa, no es más que un acto reflejo producido por esa capacidad que tienen " ellas " para de un modo simple y llano, decirnos !! GILIPOLLAS !! ( y en mi caso, añadiría : ... QUE NO TEEEENTERAS !! ).
( Preguntarte por la talla de jujetador de... " la nazarena ", ¿ sería politicamente correcto ?
PD : Besos ( parazetamolaicos ) para la familia Sherpiana

Chica-T dijo...

Hello Glennis :-)

¿Qué se esconde debajo de los habitos, de los capirotes...?
La Iglesia es demasiado tétrica y siniestra.
Creo que has encontrado el otro lado de la salvación ;-P

Manu, mira que eres...cotilla, sólo digo eso ;-P

Tres besos

Gusy dijo...

Joder tío lo tullo si que es grave, ¡pero que coño! Si ya me estoy imaginando yo a la capuchina…………no digo más un besote.

Núria dijo...

"llamame enfermo, pero desde entonces la enfermera de estrecha bata blanca que vivía en mis sueños húmedos ha pasado a mejor vida."
. . . . . .

Cómo tu mujer lea este post e inicie una huelga contigo tipo Lisístrata te vas a enterar...

Daky dijo...

No sabía yo que en Madrid aceptaran a mujeres en las cofradías, en algunos lugares de España no veas el tinglado que se monta cada vez que una quiere formar parte de ellas.

Anónimo dijo...

olaa!!tio deverias venir mas a cadiz por aqui hay mas mujeres nazarenas tu sobrina una de ellas jajaja besooooss yaiza

Gema dijo...

Hola nuria, soy gema, leo a sergio cada vez que actualiza y el post de hoy, te tengo que decir que le conozco lo suficiente para no escandalizarme con sus comentarios, y como tu dices la huelga tipo lisistrata la comenzaría por otras cosas pero no por estas, nuria estoy curada de espanto ya, jajajaja.

valkiria dijo...

JODER TIO ESTAS UN POKITO ENFERMO.TIENES SUEÑOS EROTICOS CON ENCAPUCHADAS? !! K FUERTE !! ESTAS MALLLLLL. ESO TE PASA PASA POR NO VENIRTE PA CAI AKI ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A ESAS COSAS.BESITOS.JAJAJA

valkiria dijo...

PARA SER PENITENTE NO HAY QUE ESTAR EN UNA COFRADIA POR ESO LAS MUJERES PUEDEN SERLO.

Núria dijo...

jejee claro Gemma pero si alguna vez necesitas hacer la huelga tipo Lisístrata...ya verás k es efectiva...Saludets.

Saturnino dijo...

No sé a donde vamos a llegar, ya hasta en las procesiones hay mujeres....¿ pero no sería mejor hacer un habito distinto, vamos algo más alegre y un poco más atractivo por ejemplo...

Gema dijo...

Huy, Huy, Huy, Saturnino ese machismo como se ve de fondo ¿eh?, es broma, jajaja.
Las mujeres valemos para todo lo que queramos, ya esta más que demostrado.
Saludos.

Gusy dijo...

Gema si que valéis para todo lo que queréis, sobretodo para algunas cosas no tenéis precio; ya me entiendes.

Gema dijo...

jajaja, pero que majo eres gusi, demasiado sabes tu que valemos para lo que queramos, y si, claro en especial para algunas cosillas extras.
besos.

Saturnino dijo...

No Gema, me he explicado mal, el habito más alegre no es para las mujeres, ES PARA LAS PROCESIONES¡¡ que ya he dicho que a mi me dan miedo

simpulso dijo...

¡¡Gema es polimórfica y gutural!!
(Lo siento sherpa, no he podido evitar soltarlo. Gran post, por cierto)

Gema dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gema dijo...

Ya estamos psicoanalizando otra vez, pero mira que te gusta, así que polimórfica y gutural ¿no?, ¿y digo yo, no te habrás equivocado? recuerda que no querías que te chinchara, no tientes a la suerte no sea que vayas a salir escaldado.